lunes, 28 de agosto de 2017

La ortodoncia no es sólo cosa de niños


La corrección de los dientes se puede realizar a cualquier edad. De hecho, el número de pacientes mayores de 20 años que decide mejorar su sonrisa no deja de aumentar debido a los avances, tanto estéticos como tecnológicos, que se han producido en el campo de la ortodoncia. Los alineadores transparentes removibles (como en la imagen) son una opción especialmente pensada para la corrección  de la dentadura en adultos, no sólo porque las férulas, que se cambian cada dos semanas, son casi invisibles, sino también porque, al ser de quita y pon, esta técnica requiere cierta disciplina y compromiso por parte del paciente. El único inconveniente de este método. aparte de ser el más caro, es que no puede utilizarse cuando se necesita mover la raíz  del diente. En esos casos, hay que recurrir a los "brackets" metálicos o, si la cuestión estética es prioritaria, a los "brackets" cerámicos, que se camuflan con el esmalte del diente, o a los correctores linguales, que se adhieren a la parte interna de los dientes.


Cómo utilizar el difusor del secador


Secar una melena de pelo rizado con el difusor es la mejor forma de lucir unos rizos en cascada y a salvo de la humedad, ya que esta herramienta difumina el aire caliente y evita que el pelo se encrespe.. Los peluqueros recomiendan apoyar, sin miedo, el cabello en el difusor y secar a potencia media. Tal vez tardarás un poco más que si lo haces a toda potencia, pero es mejor para la salud de tu cabello. Inclina la cabeza a un lado, coloca el difusor cerca de la raíz y mantenlo en esa posición hasta que se seque. Repite esa misma operación con la cabeza inclinada hacia el otro lado y hacia el frente. Si quieres marcar un poco más los rizos, apriétalos con las manos y, al finalizar el secado, rocía la melena con un espray fijador para rizos.

lunes, 21 de agosto de 2017

PERFUME: sácale el máximo partido


Aunque no queden huellas visibles, la estela que una mujer sutilmente perfumada deja tras de sí no pasa desapercibida. El perfume, al igual que una joya o una prenda de lencería, es uno de los accesorios que define de forma más exquisita y discreta la personalidad de quien lo elige. Consigue que hable maravillas de ti siguiendo los siguientes consejos.

1. Claves para acertar con un aroma
Las cualidades de una mujer se ven potenciadas cuando existe una correlación entre su personalidad y el mensaje que emite su fragancia. ¿Quieres que tu perfume se identifique contigo? Ten en cuenta estas consideraciones:

Acierto seguro. A grandes rasgos, los aromas en los que predominan las notas frutales -mandarina, limón, etc.- desprenden energía, de ahí que se relacionen con mujeres que contagian vitalidad y optimismo. Las esencias florales -de jazmín, rosa, flor de loto, etc.-, tienen un toque más romántico y, por eso, denotan calidez y sensualidad. También encontrarás perfumes con notas olfativas especiadas -vainilla, pimienta, canela, etc.-, cuyo exotismo resulta tan irresistible como misterioso.
El tipo de piel también influye. Normalmente, las personas de piel morena y con los ojos y el cabello oscuros tienen un pH cutáneo algo más ácido, mientras que las rubias de ojos y cutis claros tienen la piel menos ácida. En opinión de los expertos, al primer grupo de mujeres le quedan mejor los perfumes de intensa fragancia y, al segundo, los aromas más frescos y suaves.

2. Secretos de aplicación
Aplicarse una "eau de toilette" o un perfume es todo un arte:

Puntos clave. Lo ideal es distribuir el cosmético en los lugares donde late el pulso: tras el lóbulo de la oreja, en la parte interior de las muñecas, en el codo y en el pliegue posterior de las rodillas. La fina piel de estas zonas, intensamente vascularizadas, siempre permanece cálida, haciendo que la fragancia se libere de forma continua.

3. Olores que perduran en el recuerdo

Más duradero. Para aumentar la intensidad de una "eau de toilette", antes de pulverizar el producto, aplica sobre la zona un poco de vaselina. Otra opción a tu alcance es utilizar la línea de baño de tu perfume favorito.
Reaviva la fragancia. Si ya han pasado varias horas desde que te perfumaste y el aroma de tu fragancia se ha diluido, sigue un truco muy socorrido que consiste en humedecer con unas gotas de agua la zona perfumada. ¡Es infalible!

4. No caigas en el error de...

Excederte con la dosis. El perfume es una poderosa arma de seducción, pero en exceso puede provocar el efecto contrario. Los receptores olfativos se hacen inmunes a los aromas pasados unos 15 minutos, lo que significa que tal vez tú hayas dejado de oler tu perfume, pero otras personas de tu alrededor pueden estar percibiéndolo a la perfección. Una o dos gotas suelen bastar para que la fragancia impregne tu piel durante horas. Recuerda, en este sentido, que la cantidad idónea es la que deja un rastro agradable a menos de un metro de distancia de ti.
Perfumar el pelo. El cabello recién lavado es un excelente conductor de aromas. Aún así, no apliques tu fragancia sobre el pelo porque, debido al contenido alcohólico de los perfumes, lo resecaría. Si tienes previsto salir por la noche, vaporiza una bruma de perfume en el aire y camina desnuda bajo la nube del producto. De esta forma, conseguirás que tu cabello huela mucho menos a tabaco.
Mezclar diferentes fragancias. Evita rociar la ropa que no laves con frecuencia, como por ejemplo, un abrigo o una cazadora de piel, con más de un perfume, ya que la mezcla puede ser explosiva. Recuerda, además, que la lana y otros tejidos naturales pueden retener el olor tras varios lavados.


UNA BUENA COMPRA

Elige el perfume por la mañana. A primera hora del día, la nariz está más receptiva a las fragancias que por la tarde.
Pruébalo. Aunque lo hayas olido en otra persona, no compres nunca un perfume que no hayas probado antes en el dorso de tu muñeca. La química corporal de cada cual le da un toque único.
No te dejes llevar por el primer impulso. Antes de adquirir el producto, espera, al menos, 10 minutos para que el alcohol se evapore y no falsee las notas de salida. Si pospones la decisión un ratito más, darás tiempo a que las notas menos volátiles, las llamadas notas de corazón, se mezclen con el olor natural de tu piel. Lo ideal, no obstante, es adquirir el perfume al día siguiente. Así podrás percibir las notas de fondo, que te habrán acompañado hasta el final del día.
¿Incapaz de decidirte? Como no es recomendable probar más de tres fragancias en un mismo día, pide muestras de las que más te gusten y perfúmate cada mañana con un producto diferente. Ésta es, por otra parte, la mejor forma de saber si el perfume te produce una alergia.