martes, 11 de julio de 2017

Adelgaza sin que la melena salga perjudicada


Cuando son desequilibradas, las dietas de control de peso pueden provocar un déficit de vitamina D y de Omega 3, dos nutrientes que, entre otras funciones, refuerzan la raíz del cabello y aumentan el grosor del mismo. Si tomas lácteos desnatados, harás bien en elegir una marca que enriquezca sus productos con vitamina D. Procura, asimismo, aumentar la ingesta de alimentos bajos en calorías y ricos en este nutriente, como las setas y el huevo. El pescado azul es uno de los alimentos más olvidados en los menús de las dietas de adelgazamiento, debido a su porcentaje graso. Evitarlo es cometer un gran error, dado que es muy rico en Omega 3, un tipo de lípido que favorece la quema de la grasa sobrante, aparte de embellecer el cabello y la piel. El pelo también se afina y la raíz se debilita cuando se sigue una dieta pobre en zinc, algo que puede suceder si se deja de comer carne roja, legumbres y productos integrales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario