miércoles, 8 de febrero de 2017

La lima ideal para el cuidado de las uñas frágiles


Para las uñas débiles y quebradizas las limas de cartón son las más indicadas, dado que son  más flexibles que las de metal. Tan importante como elegir una buena lima es utilizarla de la forma más adecuada. Hay que limar las uñas cuando éstas estén secas -húmedas están más desprotegidas- y hacerlo siempre en una misma dirección, para evitar que se astillen. Si se llevan cortitas, hay que respetar su forma original. Si se tienen largas, se puede apurar un poco más los bordes, redondeándolos  ligeramente. Después de limarlas, sumergir las manos en agua tibia con zumo de limón durante un par de minutos, secar bien las manos y aplicar sobre las uñas una capa de esmalte endurecedor, un producto que las protege de las agresiones externas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario