domingo, 24 de abril de 2016

Aclarar las ojeras


Por regla general, las ojeras aparecen como consecuencia de dos circunstancias. Las azules o violetas son debidas a una mala circulación sanguínea y las marrones a una hiperpigmentación por exceso de melanina. En ambos casos, se recomienda utilizar un contorno de ojos con sustancias despigmentantes y reafirmantes, como el retinol, el resorcinol, la vitamina C, el ginko, etc. Aplicado dos veces al día, este producto aclara la zona y proporciona una mayor luminosidad a la mirada.



Codos y rodillas oscuros


En codos y rodillas, la piel es más gruesa que en el resto y, además, está sometida al roce constante con la ropa. Es necesario, por lo tanto, eliminar de forma periódica las células muertas que se acumulan en su superficie y que aumentan su grosor. Para ello, se puede realizar una exfoliación semanal con una crema con gránulos gruesos o con una mezcla, a partes iguales, de azúcar, leche y aceite de oliva. Frota la piel con cualquiera de estos productos y elimina con agua.