sábado, 22 de agosto de 2015

Bolsas bajo los ojos


Son muchas las razones que pueden provocar la aparición de las bolsas bajo los ojos: la falta de sueño, el tabaco, el alcohol, estar demasiadas horas delante de la pantalla, etc. También pueden deberse a algunos problemas de salud o, incluso, a una alergia. La causa más habitual, sin embargo, es la retención de líquidos, por lo que, como primera medida, es muy importante reducir drásticamente la cantidad de sal de tu dieta y, además, aumentar el consumo de alimentos como las frutas y las verduras. Debe procurarse, asimismo, dormir con la cabeza ligeramente más elevada que el cuerpo (para ello basta con elegir una almohada algo más alta) para evitar que el líquido se acumule en la zona facial. Por la mañana, nada más levantarte, lávate la cara con agua muy fría.



sábado, 1 de agosto de 2015

Manos jóvenes y sin manchas


Las manos necesitan los mismos cuidados que el rostro, ya que su piel también es muy delicada. Además, a medida que pasa el tiempo, es normal que pierda grosor y se muestre seca y envejecida. Para evitarlo, se deben hidratar las manos dos veces al día (o más si es necesario) con una crema específica. Una buena idea es añadir unas gotas del mismo sérum que se utiliza para la cara, ya que, de esta manera, el efecto nutritivo será todavía más intenso. Si se prefiere la alternativa natural, se deben masajear las manos con aceite de oliva dos veces a la semana. Tanto si todavía no se tienen manchas como si ya han empezado a aparecer, debe tenerse la precaución de aplicarse un producto con filtro solar alto a diario. En el caso de que el problema empiece a ser evidente, se usará una despigmentante a diario, justo antes de irse a dormir.