sábado, 30 de noviembre de 2013

LOS VAQUEROS PERFECTOS


Si eres menuda: evita los vaqueros que sean voluminosos o con muchos adornos a la altura de la cintura y recuerda que los bordados y adornos sólo te harán parecer más baja. Pitillos y tacones son una buena opción.

Si tienes cadera ancha: busca unos vaqueros de cintura ancha y curvada. Deberán ser más altos en la parte de atrás para que no se desboquen. Los pantalones ajustados hasta la rodilla son una buena opción.

Si eres muy alta: te puedes permitir vaqueros a mitad de pierna, a la rodilla o piratas. Combínalos con unas bailarinas y estarás perfecta.

Si tienes poca cintura y pocas formas: lleva los vaqueros hasta la cintura y márcala con cinturón. Escoge modelos de pierna recta, para que las formas que tienes te queden más acentuadas, sobre todo en la cadera.



jueves, 28 de noviembre de 2013

MUSLOS GRUESOS


Para afinar unos muslos demasiado gruesos, en relación con el resto del cuerpo, necesitas practicar dos tipos de ejercicios, los denominados aeróbicos (caminar, ir en bicicleta, correr, nadar, subir y bajar escaleras, etc.), y los específicos para moldear el cuerpo. Los primeros resultan muy útiles para quemar  la grasa generalizada, y los segundos para darle a tus piernas la forma que tú deseas. La proporción ideal es dedicar un mínimo de tres días a la semana a practicar un deporte aeróbico de tu elección y 10 minutos al día a realizar ejercicios de gimnasia especiales para las piernas, como las sentadillas (colocarse de pie con las piernas separadas y bajar los glúteos flexionando las piernas hasta que los muslos queden en paralelo con el suelo.)



BAÑO DE PIES


¿Sientes los pies especialmente cansados después de una dura jornada? Prepara un barreño con agua tibia y unas gotas de aceite de lavanda e introduce los pies en él durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, sécalos muy bien, hidrátalos con una buena crema y verás cómo la tensión y el cansancio han desaparecido.



miércoles, 27 de noviembre de 2013

POROS DILATADOS


El tamaño de los poros depende de dos factores, de nuestra herencia genética y de los cuidados que proporcionamos a nuestra piel. Aunque resulta difícil reducir su diámetro, lo que sí se puede hacer es refinar la dermis para que parezcan más pequeños. Para ello, hay que mantener el cutis escrupulosamente limpio, ya que la acumulación de grasa y suciedad los tapona y ensancha todavía más. Se aconseja utilizar, dos veces al día, un gel limpiador al agua y, seguidamente, aplicar un tónico sin alcohol para cerrar los poros. Utiliza a diario una hidratante específica para refinar la piel y cerrar el poro y, una vez a la semana, aplica una mascarilla de caolín (arcilla blanca). También puedes usar un producto exfoliante, pero procura que sea suave (con los gránulos muy finos) para no agredir la piel. Finalmente, realiza una limpieza facial una vez al mes en un centro de estética.


AGUA EN LA DIETA


Contrariamente a lo que se piensa, el agua no hace que perdamos calorías más rápidamente, tan sólo nos proporciona una sensación de saciedad momentánea. A pesar de ello, tanto si estás a dieta como si únicamente quieres mantener una alimentación saludable, el agua es muy necesaria para facilitar la digestión, eliminar las toxinas del organismo y realizar otros procesos necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo. Por esta razón, se recomienda beber entre seis y ocho vasos grandes al día. También se pueden tomar infusiones suaves, zumos naturales y caldos de verduras.



domingo, 24 de noviembre de 2013

PIEL DEL CUERPO MÁS HIDRATADA Y JOVEN


SUAVE COMO EL TERCIOPELO

Regálate un tratamiento "spa" casero. Una vez a la semana, desconecta el teléfono, ponte música suave, enciende unas velas aromáticas y sumérgete en un baño relajante con el agua no demasiado caliente. A continuación, masajea todo tu cuerpo con una crema exfoliante. Una ducha final con el agua algo más fresca te dejará el cuerpo suave y libre de toxinas.

La hora del masaje. Tras el baño, seca tu piel y aplica un aceite hidratante, como el de argán, o bien un bálsamo nutritivo con acción regenerante. Cúbrete con un albornoz y relájate durante unos minutos mientras tomas una infusión de acción desintoxicante, como la de cola de caballo.

Tu cuerpo, 100% suave. Hay zonas, como los codos, las rodillas y los pies, que son más gruesas y rugosas que el resto del cuerpo. Para suavizarlas, es necesario utilizar productos específicos (como por ejemplo, exfoliantes para pies) o bien un guante de crin. A diario, aplícate cremas muy untuosas, como las mantecas corporales o las lociones con productos como la urea o el ácido láctico.

FIRME Y SIN SOMBRA DE CELULITIS

Camina una hora al día. Es el mejor ejercicio para tonificar tus músculos y reafirmar tu piel. Hazlo a buen ritmo ¡y sin pararte para ver escaparates! Lleva ropa cómoda y, sobre todo, un buen calzado. A las pocas semanas, notarás los resultados, sobre todo en la zona de los glúteos y de las piernas.

Una crema reafirmante. Tonifica, alisa y refuerza las fibras elásticas de la piel, además de regenerar los tejidos y recuperar su fuerza natural. ¿Resulta eficaz? Desde luego, siempre y cuando seamos constantes. Para obtener resultados es necesario aplicarla dos veces al día, por la mañana y por la noche, mediante enérgico masaje.

Adiós a la piel de naranja. Para reducir la celulitis, alterna el uso de la crema reafirmante con un gel anticelulítico. En 15 días, empezarás a ver tu piel más firme y lisa. Y, muy importante, reduce drásticamente el consumo de grasas saturadas (carnes rojas, embutido, lácteos enteros, bollería...)

SIN UN CENTÍMETRO DE MÁS

Alíate con las reductoras. Si lo que quieres es perder contorno, éstos son los cosméticos que más te convienen, ya que te ayudarán a eliminar grasa justo en las zonas que más te interesan. Para que funcionen al 100% se aconseja aplicarlas después de la ducha. El agua estimula la circulación sanguínea y la piel está más receptiva. Extiéndelas, además, con un masaje enérgico.

Prueba las prendas que adelgazan. Fajitas, "leggings", culotes... en el mercado encontrarás una gran variedad de modelos de prendas cosmetotextiles impregnadas en activos reductores que se van liberando durante el día. Ideales para adelgazar sin darte cuenta.

Buenos hábitos. Todas estas medidas funcionarán a medias si no vienen acompañadas por un cambio en el estilo de vida. Trata de reducir las calorías en tu dieta, sustituyendo las grasas y los dulces por frutas, verduras, proteínas (pollo, pescado, huevos, legumbres...) y cereales integrales.

CREMAS: ASÍ SE APLICAN

Vientre. Una vez hayas extendido la crema, haz círculos con la palma de la mano alrededor del ombligo en el sentido de las agujas del reloj.

Piernas y brazos. Combina los movimientos circulares con los de amasamiento, siempre en sentido ascendente.

Escote y pecho. En el escote, los masajes deben ir desde la parte inferior hacia el cuello. En el pecho, en sentido circular alrededor del pezón y después hacia arriba.

Glúteos. Siempre en círculo y en sentido ascendente.



viernes, 22 de noviembre de 2013

COMER MÁS, LA CLAVE PARA ADELGAZAR


Los expertos recomiendan realizar cinco comidas al día, un consejo especialmente importante si estás a dieta. Has de tener en cuenta que, si apenas desayunas, tu metabolismo funcionará más lentamente y quemará menos calorías. Es mejor, por lo tanto, que realices un desayuno ligero pero equilibrado y, al mediodía, comas de una forma más frugal. A media tarde, merienda una pieza de fruta o un yogur y, por la noche, cena de forma ligera (y siempre un mínimo de dos horas antes de acostarte). Cada digestión que realices te hará gastar calorías. No creas que por saltarte las comidas, adelgazarás más fácilmente. Todo lo contrario. Lo único que conseguirás será pasar hambre y obligar a tu cuerpo a almacenar grasas.



jueves, 21 de noviembre de 2013

ADIÓS A BOLSAS Y A OJERAS


Además del consabido truco de pasarse un hielo alrededor de los ojos para descongestionar la zona, debes intentar dormir con la cabeza un poco elevada y evitar tomar sal en la cena, para no retener líquidos.
Date a diario un masaje con cremas antiojeras pellizcando suavemente la piel debajo del ojo desde el lagrimal y hacia las sienes.

DESMAQUILLANTE CASERO


El aceite de oliva es uno de los mejores (y más baratos) desmaquillantes caseros que existen. Impregna un algodón con un poco de aceite de oliva y frota el rostro con suavidad hasta que notes como se deshace el maquillaje. Eso sí, es más aconsejable para limpiar las pieles secas que para las mixtas o grasas, a las que les puede resultar algo desagradable.




TRATAMIENTO FLASH INMEDIATO


Si tienes una salida inesperada y quieres borrar la cara de cansancio puedes hacerte una mascarilla exprés con rodajas de pepino, que es un potente descongestionante natural. Mantenlas 10 minutos, retíralas y pasa por la piel un disco de algodón empapado en el tónico que uses habitualmente.






martes, 19 de noviembre de 2013

COMBATE LA CAÍDA DEL PELO


Aunque, en la mayoría de ocasiones, se trata de un problema puntual, es necesario tratar el cabello con cuidado y fortalecerlo con los productos adecuados.

¿Por qué se me cae el cabello?

Caída estacional. En otoño , el pelo experimenta un período de renovación. Es posible que notes que se te caiga en mayor cantidad e, incluso, que se muestre más débil y quebradizo, pero no debes preocuparte, se trata de un proceso totalmente normal que se solucionará de forma espontánea en, aproximadamente, un mes.

Alopecia común. Pero si la caída se experimenta durante todo el año y aparecen claros en la cabeza, se trata de la denominada alopecia androgenética, un trastorno con un fuerte componente hereditario.

Por estrés. Sufrir una situación continuada de tensión nerviosa puede debilitar el pelo hasta el punto de causar su caída. En este caso, la alopecia, llamada areata, se manifiesta en zonas concretas de la cabeza en forma de placas o parches. Aunque la situación mejora con la utilización de lociones regeneradoras, sólo se consigue la curación total evitando la causa que produce el estrés.

Otras. Los cambios hormonales que tienen lugar durante la menopausia, después del parto, etc. también pueden propiciar la caída, así como las dietas demasiado estrictas.

Los mejores tratamientos

Champús anticaída. Este tipo de productos, al aumentar el riego sanguíneo y nutrir el folículo piloso, fortalecen la melena y reducen de forma eficaz la caída del pelo.

Lociones regeneradoras. Son productos que contienen sustancias de acción vasodilatadora, como el minoxidil, que estimulan el crecimiento del cabello y frenan la caída. Se aplican directamente sobre el cuero cabelludo mediante un masaje de unos 30 segundos realizado con las yemas de los dedos. Se aconseja utilizarlas por la noche durante unos tres o cuatro meses.

Nutricosméticos. Son un conjunto de nutrientes que ayudan a redensificar la fibra capilar y conseguir una melena con más textura y brillo.

Cuidados diarios para fortalecerlo

Trátalo con mimo. Lava el pelo con frecuencia, ya que el exceso de sebo puede agravar la caída. Cuando lo hagas, utiliza agua templada y no lo frotes en exceso. No olvides aplicarte acondicionador para evitar que el cabello se rompa durante el proceso de desenredado. Cuando utilices el secador, hazlo a media potencia y alejándolo de la raíz.

Ojo con los recogidos. Renuncia a los peinados muy tirantes, como las coletas y los moños, ya que pueden provocar la denominada alopecia de tracción. Utiliza, además, cepillos de cerdas naturales y peines de madera.

La dieta que fortalece la melena. Un déficit de nutrientes debilita el pelo y propicia la caída. Para evitarlo, es importante que aumentes el consumo de alimentos como la fruta y las verduras, los lácteos bajos en grasa, la carne magra, el pescado azul, los cereales integrales y las legumbres.



ESTIMULAR EL CRECIMIENTO DE LAS PESTAÑAS


Si tus pestañas son débiles por naturaleza, es necesario tratarlas con el máximo cuidado. Para ello, puedes aplicar un producto hidratante específico para que las fortalezca y evite la caída (en el mercado encontrarás varias marcas) o, si lo prefieres los productos naturales, utilizar aceite de ricino, de oliva, o de almendras, o bien  infusión de manzanilla. Además, procura desmaquillarlas con suavidad, usando productos adecuados y procurando no frotar en exceso. También es importante enriquecer tu dieta con todos aquellos nutrientes que se aconsejan para el cabello, como el hierro (carne, pescado, paté, cereales integrales, legumbres, espinacas...), Omega 3 (pescado azul, nueces, almendras...) y el zinc (huevos, pescado, carnes rojas, ostras, queso...)