jueves, 21 de noviembre de 2013

DESMAQUILLANTE CASERO


El aceite de oliva es uno de los mejores (y más baratos) desmaquillantes caseros que existen. Impregna un algodón con un poco de aceite de oliva y frota el rostro con suavidad hasta que notes como se deshace el maquillaje. Eso sí, es más aconsejable para limpiar las pieles secas que para las mixtas o grasas, a las que les puede resultar algo desagradable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada